En un centro comercial de Taiyuan en China se instaló una escultura de un can ya que 2018 es el año del perro según el horóscopo y el calendario chino. Lo curioso es que el perro tiene detalles que lo hacen parecer al presidente estadounidense Donald Trump.

Durante 2016 se colocó una escultura similar con una figura de un gallo, de la misma forma en honor al horóscopo.

Las esculturas las han colocado con respeto y esta ocasión tienen más significado pues Donald Trump nació en 1946, en el año del perro al igual que 2018 de acuerdo al horóscopo.

LEE: ¿Cuál es la dieta que hace que Trump luzca tan saludable?

Ambas estatuas tienen el característico copete del presidente, los gestos de la boca, la mirada muy similar y las señales que expresa Donald Trump al hablar y enfatizar sus explicaciones.

Probablemente la estatua sólo esté en exhibición un mes, tal como pasó con el gallo a principios de 2016 en China.

Facebook Comments