Se calcula que tiene 8 millones de años de existir pero su presencia no tenía registro, vive en el río Atrato en el pacífico Colombino, se trata de una tortuga icotea. Los investigadores del Instituto de Genética de la Universidad Nacional describieron las características del colorido ejemplar que causó el asombro del Museo de Historia Natural de Seckenberg en Alemania y de la Universidad de Antoquia.

Científicamente es conocida como Icotea de Atrato, es de las primeras especies en colonizar sudamérica durante el Piloceno. Es una icotea del género Trachemys. El ejemplar fue capaz de adaptarse a  los cambios bruscos de temperatura y se desplazó entre norte y sudamérica.

La tortuga icotea de Atrato vive en 7 lugares de 3 localidades: en Chocó: Unguía, Riosucio; en Antoquia, en Villa de Leyva en Boyacá.

En los museos hay ejemplares conservados desde 1977, pero se descubrió que eran ejemplares diferentes al practicar exámenes genéticos y de sangre, así como análisis filogenéticos y capturas silvestres. El ejemplar analizados ha estado custodiado por 40 años en la colección de reptiles de Humboldt del Parque Nacional Natural Los Katios.

La principal amenaza de la tortuga es el comercio ilegal que desde 1982 capturan a cientos de ejemplares para su venta durante semana santa.

Facebook Comments