Constantemente se presentan riesgos en lugares públicos, durante el transporte de botargas grandes dimensiones en Japón. En Internet se pueden encontrar fotografías donde se ve como entorpecen el paso en escaleras eléctricas, elevadores, vagones del metro, edificios públicos.

Para los japonés, las botargas son un tema importante, las utilizan para educar a la población,  incluso las relacionan con su religión. Katakkuri-Chan, es la botarga adoptada por la prisión de Asahikwa, para causar una mejor imagen,  después de que recibieron acusaciones de maltrato a los reos.

LEE: Sorprendente, toma fotografías de los escenarios de Game Of Thrones

Debido a los problemas de movilidad, el Ministerio de economía recomendó retirar a las mascotas menos redituables. Aunque pareciera un asunto cómico, obstaculizar el paso en areas publicas puede poner en riesgo a la población.

Desde el 2010, hay una competencia de botargas en Japón, donde cada año participan más de 1,200 mascotas y más de 20 mil ciudadanos de Japón votan para apoyar a su favorita.

Facebook Comments