B-XgMymBIY0

El aspecto y la salud de cualquier presidente son asuntos de interés públicoCorey R. Lewandowski y David N. Bossie se dieron a la tarea de dar a conocer detalles sobre la estrategia que siguió Donald Trump a la Casa Blanca. En Let Trump, Be Trump se revelan muchos detalles políticos y de marketing, pero los hábitos gastronómicos son los que han captado la atención.

“En el avión había cuatro grandes grupos de comida: McDonald´s, Kentucky Fried Chicken, pizza y Diet Coke”, se lee en la reseña que hizo el Washington Post.

“Deje que Trump sea Trump”, podría ser la traducción literal y oficial del libro que ha revelado que la dieta del magnate. Se revela que los hábitos no son buenos pues procura alimentos chatarra, con proteínas huecas o altos índices grasos.

LEE: Justin Trudeau te podrá acompañar todo el año, con su nuevo calendario

Prácticamente en una comida puede consumir más de ñlas 2,420 calorías que cualquier médico le recomendaría por día.

Donald Trump tiene problemas con los alimentos abiertos del empaque, él se obsesiona con que todo esté cerrado y empaquetado al momento que decide consumirlo. Siempre hay galletas a donde va, dicen los autores.

Clic aquí si quieres comprar el libro Let Trump Be Trump

El libro Let Trump Be Trump ya está disponible en las tiendas en línea, para su descarga en diferentes plataformas inluyendo Amazon en donde se promueve el texto. El libro funciona como reflexión y testimonio del camino de Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Por lo pronto, el libro está en inglés y no se descarta que otros autores retomen el texto para traducirlo al español y a otros lenguajes de interés.

Facebook Comments