En Australia se dio uno de los robos que más ha llamado la atención de las autoridades. Un delincuente encapuchado logró entrar a una Sex Shop para apoderarse de una muñeca sexual, Dorothy uno de los más costosos modelos.

Los atributos de la sensual muñeca fueron suficientes para que el encapuchado y gordo ladrón decidiera violar la ley y convertirse en amante, de lo ajeno.

 

Las autoridades siguen investigando ya que en un video de vigilancia se puede observar como el sujeto rompe una de las puertas, sale de la tienda cargando la muñeca y se da  a la fuga.

LEE: Actriz porno August Ames se suicida luego de acoso en redes sociales

La muñeca tiene un valor en el mercado de casi 5 mil dólares, sus verdaderos dueños están preocupados por el destino de su sensual creación.

Facebook Comments